Hoy no me ha llamado (Parte II)

Lunes.

A todos nos pesaban los párpados esta mañana, pero hemos tenido que sacar fuerzas de donde ha hecho falta para poder ir al trabajo, universidad, colegio, etc…

Espero que hayáis tenido y estéis teniendo un día fantástico. Pero sobre todo, que vuestro fin de semana haya sido mejor.

A los que me hicísteis caso en la entrada “Hoy no me ha llamado”, y llamásteis a esa persona especial para verla el fin de semana, ¿qué tal vuestra cita? Espero que fuera todo fenomenal.

Y a los que no me hicísteis caso, pero os arrepentís de no haberlo hecho, tranquilos, siempre podéis remediarlo a lo largo de esta semana.

A los que no me hicísteis caso y además no pensáis llamar, que os den. Sois unos cobardes.

Lo importante no es que me hiciérais caso o no, al fin y al cabo soy sólo una persona de tantas que tiene un blog y que escribe lo primero que se le viene a la cabeza en él. Eso sí, no falto ni un sólo día. ¡Y eso sí que no podéis decirlo de todos los bloggers!

Como decía, lo importante no es el hacerme caso a mí, sino atreveros a dar el paso y a conseguir ser felices. Muchas veces nos da miedo enfrentarnos a cosas que nos gustaría hacer o simplemente no nos enfrentamos a ellas por pereza o incluso por el qué dirán, y yo, que seguro que soy la persona menos conveniente para que me toméis como ejemplo, intento animaros a que vayáis a por todas.

No se trata de llamar a esa persona especial porque yo lo diga, sino porque sabéis que si la llamáis, eso os va a hacer felices. Porque sabéis que si la llamáis, la hacéis feliz a ella, porque sabéis que mientras vosotros pensáis en esa persona, ella también hace lo mismo. Seguramente no lo hagáis en la misma escala, porque es muy difícil que dos personas se quieran lo mismo o que piensen el mismo número de segundos en la otra, pero sí que es algo mutuo. Sea a mayor o menor escala, pero es algo mutuo.

Quizás os dio miedo llamarla porque lleváis mucho tiempo solteros, o porque mientras pensáis en ella también pensáis en algunas más, o porque en ese momento teníais el móvil lejos y no os apetecía levantaros. Pero podríais escribirle un mensaje hoy para ver qué tal está y cómo le ha ido el comienzo de semana. Seguro que le hace ilusión leerlo.

Y si esperábais una llamada y no os ha llegado, tranquilos, porque quizás hoy os llegue el mensajito. O no. Si no os llega, tranquilos, la otra persona no será la adecuada, así que ya llegará.

Yo, personalmente, no recibí la llamada, pero sí que recibí unos whatsapp el sábado noche mientras estaba con amigas, aunque un poco fallido el intento de quedar. Pero esa es otra historia que ya os contaré algún día.

¡Feliz lunes!

whatsapp que daño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s